Con la siguiente guía no fallarás en la próxima entrevista laboral

Una de las preocupaciones más grandes que tiene una persona cuando se va a enfrentar a una entrevista de trabajo, es saber cómo comportarse durante dicha interlocución y como salir airoso de ésta. Bueno, con la siguiente guía no fallarás en la próxima entrevista laboral, esto te lo vamos a asegurar, pero debes prepararte para que no cometas ningún error y puedas cumplirla al pie de la letra.

En pocas palabras no te aventures a asistir a una de estas entrevistas sin echarle una ojeada a estos útiles consejos, y sigue paso a paso cada uno de ellos, si no te encuentras preparado, no busques esa entrevista por ahora, espera a estar bien informado para que no cometas errores que no solo te harán perder el tiempo, sino que te irán desmoralizando.

Cada entrevista de trabajo a la que tú asistas y no resultas favorecido, te irá quitando las ganas de seguir asistiendo a otras. Entonces, prepárate primero y después lánzate pero con todos los hierros.

No debes tener aspiraciones por encima de tus capacidades, con esto te queremos acotar, que debes siempre buscar desempeñarte en un cargo donde tú puedas estar sobrado, por ejemplo:

Si te vas a desempeñar como secretaria ejecutiva, no digas que tienes domino del inglés solo porque hiciste un cursillo de tercera. Si no lo dominas plenamente, simplemente óbvialo y ya. Simplemente secretaria, cuando estés trabajando busca la manera de perfeccionarte y poco a poco irás escalando posiciones.

La buena presencia es algo que debes tomar muy en cuenta en tu próxima entrevista laboral

Claro que la buena presencia es algo que debes tomar muy en cuenta, no es que tengas que ir con una indumentaria de lujo, con prendas de vestir de las mejores marcas. No, de ninguna manera, no se trata de marcas costosas.

Más bien se trata de la mayor sencillez, pero con sobriedad, no vayas como un payaso con un blazer azul marino, una camisa amarillo chillón y un pantalón verdoso con corbata roja y zapatos grises. Cada una de esas prendas de vestir, puede costar un ojo de la cara y ser de las marcas más costosas, pero no las combinaste bien ¡triste por ti!

Tienes que tener sentido común, y si no te sabes combinar, asesórate, antes de hacer el ridículo, y piensa, que no es solo la ropa, también los zapatos y el bolso de mano, deben estar en perfecta armonía con la ropa, tanto en estilo como en color.

Otra cosa muy importante con respecto a tu presencia, es que debes llevar las uñas impecablemente limpias, y lo mismo ocurrirá con tu cabello. Recuerda que unas uñas sucias y mal pintadas en el casos de las mujeres, o un cabello grasoso, echarán por tierra cualquier esfuerzo que se haya hecho con el vestir.

Otra cosa con respecto al maquillaje, si eres mujer, está bien que uses un poco de carmín en los labios y un poco de rubor en las mejillas, pero nada de pestañas postizas ni de empetacarte la cara con bases que te hagan ver como un payaso en el caso de los hombres como en de las mujeres, pueden usar un polvo compacto para quitar el exceso de grasa del cutis, y específicamente el caso de los hombres, si son calvos, ¡por favor! Que no se presenten con la calva brillante. Échense polvo para que no brille, que las calvas son varoniles y no lucen mal, pero opacas, nunca relucientes.

El lenguaje verbal y corporal debe ser muy cuidadoso

No debes utilizar un tono de voz muy alto que atormentes al Gerente de recursos Humanos y los de las oficinas adyacentes, tampoco hables tan bajo que le vas a poner la oreja puyada al entrevistador, sé moderado.

Cuidadito con la mala pronunciación y con cambiar las R por las L, o con invertir las sílabas como “me perdió el lápiz” por “se me perdió el lápiz”. Cuidado con las mentiras que tienen las patas muy largas y siempre se van a descubrir, y sobre todo tienes que ser muy comedido con tu lenguaje corporal.

Para los que no lo sabían, el lenguaje corporal, es más elocuente que el lenguaje oral, tú puedes estar diciendo algo con tus palabras, pero el resto de tu cuerpo está gritando que eso es mentira. Cuidado con blanqueadora de ojos, silbidos, chasquidos, guiños con la nariz, muecas, las manos en la cabeza, entre muchas más.

Siéntate derecho en señal de respeto y de seriedad, estas en una entrevista de trabajo, no estás en tu casa en la butaca de leer el diario. Sé cortés y recuerda dar las gracias antes de despedirte. Por eso, lo mejor es tener en cuenta la guía para que no falles en tu próxima entrevista laboral.